Autor: RCB

Rosario Soler. Declaraciones Íntimas

—¿Dónde y cuándo empezó usted su carrera artística?
—En Madrid, en el Príncipe Alfonso con Cuadros disolventes.

Entrevsta-rosario-soler.jpg

—¿Está usted contenta de su profesión?
—Siento un verdadero entusiasmo por el teatro.

—¿Qué obra le gusta más interpretar?

—Aquellas en que tengo mejor papel.

— ¿Cuáles son sus papeles favoritos?

—Los de carácter francés.

—¿Su autor predilecto?
—¡Qué cosas pregunta usted!…

—¿Qué efecto le produce el éxito de una obra?
—Efecto agradable, porque de esa manera tiene vida el arte y los artistas.

—¿Qué flores prefiere usted?
—Me gustan todas; prefiero la violeta.

—¿Qué concepto le merecen los hombres?
—Todos son buenos cuando quiere la mujer…

—¿Qué opina usted del matrimonio?
—¡Mejor es callar!…

—¿Su idea de la vida?
—Muy agradable a ratos.

—¿Su mayor contrariedad?
—La mentira e hipocresía.

—¿Qué me dice usted del amor?
—Nada sé de esto.

—¿Cuáles son sus ideas políticas?
—Ninguna.

Porset, Fernando. «Rosario Soler. Declaracines Íntimas». Eco Artístico. Madrid, 15 de febrero de 1910.

TEATRO DE ESLAVA

DSC01011.jpg

En mi paseo dominical por el Rastro de Madrid, encontré un viejo disco de pizarra con los tientos de la zarzuela El premio de Honor, cantado por Rosario Soler, acompañada de orquesta bajo la dirección de Rafael Calleja, pulsar aquí para escucharlo [>]

Con el título de El premio de honor fue estrenada en la noche del sábado una revista cómico-lírica, libro de D. Celso Lucio, música de los maestros Calleja y Lleó, que fue extraordinariamente aplaudida.
La nueva obrita es una sucesión de cuadros ligeros y chispeantes, que dan pretexto a que las actrices y actores de la compañía, cosechen grandes aplausos, a que los compositores luzcan una vez más su música fresca y retozona y a que Amalio Fernández, el incomparable escenógrafo, alardee del dominio de su técnica acoplando deliciosas decoraciones para tan defectuoso escenario.
Rosario Soler y Pepe Riquelme, fueron los héroes de la jornada.
Al final se presentaron en el proscenio los afortunados autores para recoger los plácemes de la complacida concurrencia.

Diario Oficial de avisos de Madrid.
Lunes 12 de diciembre de 1904.